La industria 4.0 y su aporte a una organización más productiva

30/07/20200 CommentsVeconinter Admin
Post Title

En los últimos años la adopción de tecnologías digitales ha sido el punto de encuentro para muchos sectores que, cada día, buscan transformar sus organizaciones en empresas más efectivas, inteligentes e inmediatas para responder a las demandas de sus principales mercados.

Es aquí donde nace el término de Industria 4.0 o la también conocida Cuarta Revolución Industrial, este concepto fue acuñado en Alemania en el año 2010, el cual fue utilizado para definir todos los procesos que se llevaban a cabo mediante Internet of Thing (IoT) es decir, el Internet de las Cosas o también nombrado Machine to Machine (M2M).

¿Qué es y qué busca la Industria 4.0?

La industria 4.0 consiste principalmente en hacer uso de las nuevas herramientas tecnológicas, para progresivamente automatizar las actividades productivas de las empresas; básicamente, busca digitalizar los procesos tradicionales por medio de la tecnología para de esta forma, optimizar los recursos y garantizar la satisfacción de las necesidades de los clientes, así como también, la personalización de cada uno de los servicios.

Beneficios de la Industria 4.0

- Ofrece la capacidad de adaptarse constante y eficazmente a la demanda de los diferentes mercados.

- Permite responder a las necesidades de los clientes de forma más personalizada.

- Recopila información que permite el diseño, producción y venta de productos en un tiempo mucho más corto.

- Permite aprovechar datos ya sea desde diferentes medios como Big data, redes sociales, Internet of Thing, para posteriormente analizarla y potenciarla a favor de la organización.

¿Qué tecnologías conforman la Industria 4.0?

La firma estadounidense de consultoría de gestión Boston Consulting Group, habla sobre 9 claves tecnológicas que marcan el camino del desarrollo de la Industria 4.0:

- Big Data y Analytics: con el uso de grande masa de datos para transformarlas a través de su análisis en información de uso potencial para las empresas.

- Robots Autónomos: creación y uso la de robótica para que interactúe de manera segura junto a los humanos.

- Simulación: “Permite probar configuraciones técnicas antes de llevarlas a la práctica” favoreciendo a la optimización de las gestiones dentro de la industria.

- Integración vertical y horizontal de sistemas: es una estrategia adoptada en la que se cohesionan diversas compañías, departamentos o fábricas para impactar en diferentes mercados.

- Internet de las cosas (IoT): permite la interrelación entre dispositivos, máquinas, objetos digitales y que tienen la capacidad de transferir datos a través de una red de internet.

- Seguridad cibernética: con el aumento de la conectividad entre múltiples dispositivos, surge la necesidad de nuevos protocolos para la protección de los sistemas.

- La nube: consiste en el movimiento de archivos o programas a un grupo de servidores que se encuentran conectados mediante una red de internet.

- Realidad aumentada: es el grupo de tecnologías utilizadas para superponer, en tiempo real, elementos virtuales sobre aquello que vemos en realidad.​​​​​​​

- Fabricación aditiva: es el proceso de unir materiales, mediante la técnica de capa por capa para crear objetos a partir de modelos de computo CAD 3D. 

La tecnología y sus herramientas llegaron para quedarse, evolucionar y ofrecer soluciones rentables, cada una de ellas tiene sus ventajas según el tipo de empresa, pero siempre enfocado hacia el mismo objetivo: la maximización de los procesos de cada organización, para incrementar su productividad, mejorar su eficiencia, optimizar el uso de la materia prima, y así aumentar su rentabilidad en el mercado y mostrarse como empresas más sostenibles.

PrevNext
Leave Comment